En Chile existen diferentes opciones para crear una empresa, cada una con trámites y permisos exclusivos según el tipo de emprendimiento que desea implementar.

Antes de comenzar con tu emprendimiento, debes planificar tu negocio. Si no sabes cómo hacerlo, haz click aquí para acceder a un modelo de plan de negocios.

Una vez definido qué tipo de negocio vas a llevar adelante y cómo lo harás, debes tener presente los pasos básicos del emprendimiento: organización legal del negocio, obligaciones tributarias y permisos de funcionamiento.

Organización legal del negocio

Lo primero es definir el tipo de empresa, la cual puede constituirse como persona natural o jurídica:

  • Persona natural: En este caso, es la propia persona quien asume todos los derechos y obligaciones (incluyendo deudas) de la empresa. Existe una forma simplificada de formalizar una empresa, llamada Microempresa Familiar (MEF). Sirve para las personas que desarrollan su actividad comercial en su casa habitación. Para iniciar tu empresa cómo MEF, haz click aquí
  • Persona jurídica: Permite que la empresa, y no el dueño, asuma los derechos y obligaciones. Puede estar conformada por una o más personas y, en general, no ponen en riesgo su patrimonio debido a que sólo deben responder por los montos aportados. La excepción es la sociedad colectiva en la que los socios responden con todo su patrimonio. Obtener la personalidad jurídica permite integrar a otros socios o inversores o vender tu participación en la empresa. Para crear una persona jurídica, haz click aquí

Obligaciones tributarias

  • Elección del régimen tributario: Las empresas deben cumplir con el régimen general de tributación. Sin embargo, micro y pequeños empresarios pueden acogerse a regímenes simplificados para el impuesto a la renta.
  • Inicio de actividades ante el Servicio de Impuestos Internos: Permite declarar el inicio actividades ante el Servicio de Impuestos Internos (SII). Este trámite debe ser realizado dentro de los dos meses posteriores a la iniciación efectiva de actividades económicas. La iniciación de actividades puede hacerse como persona natural (por ejemplo Rodrigo Marín González, Arquitecto) o como persona jurídica (por ejemplo: Comercializadora Santa Ana Limitada). Haz click aquí para iniciar actividades como persona natural y, si ya creaste tu empresa, haz click aquí para iniciar actividades como persona jurídica.
  • Timbraje de documentos: Permite que los contribuyentes accedan al timbraje de documentos para legalizar sus operaciones comerciales.Puedes encontrar más información sobre los trámites tributarios aquí.

Permisos de funcionamiento

La Ley sobre Rentas Municipales señala que toda actividad económica está sujeta a una contribución de patente, que debe ser cancelada semestralmente (en enero y en julio de cada año) ante el municipio correspondiente a la comuna donde funciona su negocio. No obstante, antes de obtener la patente, y dependiendo del giro de la actividad, se deben conseguir distintos permisos o autorizaciones que entregan diferentes organismos públicos.

  • Las personas naturales que ejercen una actividad profesional (contadores, arquitectos o ingenieros, por ejemplo) requieren la obtención de una patente profesional. Para obtener patente profesional haz click aquí
  • Para las personas jurídicas, la patente municipal es el permiso definitivo de funcionamiento y adopta el nombre de patente comercial o industrial, según sea el giro gravado. Existen dos tipos de patentes: provisorias y definitivas.
  • La patente provisoria, tal como su nombre lo indica, permite operar durante un año provisoriamente. Para obtenerla se requiere tener un certificado de zonificación (haz click aquí para conseguirlo), un permiso sanitario para aquellos negocios que se relacionen con alimentos o sustancias peligrosas, y permisos especiales en ciertos casos (haz click aquí para conocer más información sobre permisos sanitarios y otros permisos). El certificado de zonificación determina si el Plan Regulador vigente te autoriza para instalar un negocio en determinada dirección.

Recuerda que la patente provisoria sólo te permitirá operar durante un año, por lo que una vez obtenida, te recomendamos de inmediato comenzar a tramitar tu patente definitiva. Para esto, la municipalidad te informará de las condiciones y otros permisos que requieras tramitar en el plazo de un año (haz click aquí para obtener más información sobre la patente definitiva)